Si estás eligiendo restaurantes para banquetes en Villaverde, Madrid, y te gusta la comida gallega, probablemente ya conoces las filloas, un postre (o merienda) a base de harina de trigo, leche, huevos, azúcar y miel. Hay quien le añade una cucharadita de anís dulce, y casi todos lo complementan con una pizca de sal.

Lo que quizá no sabías es que este plato tan dulce existe en formas similares desde la época de los antiguos romanos. Su nombre viene del griego, phyllon, una receta con ingredientes muy parecidos a los actuales. La filloa gallega (también habitual en León y en Asturias, donde la llaman frixuelo) es la versión propia de una idea universal: crepe en Francia y Suiza, tortita en México o panqueque en Argentina.

La filloa gallega que encontrarás en algunos restaurantes para banquetes en Villaverde, Madrid, se suele servir sola o acompañada con algún añadido también dulce, como mermelada, azúcar o un poco de canela. Otra característica distintiva de nuestras filloas es que pueden hacerse en lugar de con leche con caldo o incluso con sangre. Lógicamente, dependiendo del caldo elegido obtendremos sabores muy diferentes. Pueden hacerse con el del cocido gallego, una versión salada estupenda para acompañar con el propio guiso.

Aunque la grasa utilizada va al gusto de cada consumidor, seguramente lo más auténtico gallego es hacerlas pasando un poco de tocino por la sartén. La dieta estricta puede empezar mañana…

Es un postre típico de Carnaval (O Entroido), cuando también se puede ver usada como máscara rudimentaria, con un par de agujeros para los ojos.

En Restaurante Gallego A Cañiza, las preparamos con esmero para que tú solo tengas que relajarte y disfrutar.