Sin miedo a equivocarnos, podemos afirmar que en todos los restaurantes gallegos en Villaverde (Madrid) y en muchos otros que no tienen la cocina gallega como especialidad, se sirve el pulpo a la gallega o pulpo a feira, probablemente el plato más representativo de la cocina de Galicia.

Aunque hoy día se puede encontrar en cualquier rincón de España, se trata de una especialidad en el Restaurante Gallego A Cañiza, un plato que originariamente era un plato festivo elaborado con pulpo cocido entero (antiguamente en ollas de cobre, aunque hoy está en desuso) que se preparaba con motivo de diversas fiestas, ferias y romerías de Galicia, de ahí el nombre de “a feira”.

Hoy día en los restaurantes gallegos en Villaverde (Madrid) es uno de los platos más demandados, casi siempre como tapa o ración a compartir entre varios comensales. Su elaboración es tan sencilla como el resultado exquisito, ya que lo que más trabajo lleva en realidad es la cocción del pulpo, para lo que se introduce entero en una olla con agua hirviendo y se le “asusta” tres veces, es decir, se mete y saca inmediatamente tres veces, antes de dejarlo cocer por unos minutos, dependiendo del tamaño del mismo, hasta que quede tierno.

El resto de la receta es tan fácil como cortar el pulpo en rodajas de un centímetro de grosor y colocar sobre el plato o sobre patatas cocidas, los conocidos como cachelos, antes de espolvorear pimentón dulce en la mayoría de ocasiones o con una pizca de picante, pero nunca ahumado.